martes, 16 de julio de 2019

O POBO EN FESTA

¡Nosa Señora do Carmen

que nos dea o vento en popa


Que sómo-los de Cariño
traémo-la vela rota.
Traémo-la vela rota
e no nos quedan estrobos...
¡Nosa Señora do Carmen
que nos dea o vento en popa!


MIL RECORDOS

Esmorezo,
gaivota de cruceiro.
mentres o asubiar do nordés aínda alimenta as miñas velas,
xa vellas, e
abrilantan as miñas engurras
coas mil lembranzas dos anos que foron.

Minguo,
ánsar
que grazna en baixo voo,
mentres frescura de mocidade e empeño
pasa diante do meu amor feito
coas mil lembranzas dos anos que foron.

Recordos fértiles todos eles
no meu feliz crepúsculo,
que dormen sobre os meus ombreiros
prácidamente
e
, diñamente, aprazan a miña morte,
coas mil lembranzas dos anos que foron.

Noite
de acibeche, brindada á lúa,
e luz de amor entre as mil ramas
de misión fecunda, calidoscopio de enmeigo
alentador. Hoxe, e sempre, gozo, fruición
coas mil lembranzas dos anos que foron.

Cariño, pobo meu, palabra exhumada
sixilosamente  de entre os remos do meu destino,
ti es o
chapaleo das ondas  
no barlovento da miña sorte,
coas mil lembranzas dos anos que foron.

¡¡FELICES FESTAS  e MOITAS
FELICIDADES AS CARMIÑAS!!

domingo, 14 de julio de 2019

EL SAMARITANO


Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó…
(Lc. 10, 25-37)


He de aguardar con paciencia
y en silencio,
que la Palabra cale en mí
y en mí florezca todo su misterio
de compasión y ternura.

He de aprender a bajar de mi Jerusalén
al Jericó de mis hermanos,
irrumpir en las entrañas de mis gentes
y escuchar allí
el dolor de la tierra.

He de bajarme de mi historia,
sin dar rodeos,
para detenerme en las cunetas
y limpiar las heridas de la vida.

He de acercarme a la voz
de los sin voz
para montarla en mi cabalgadura,
hasta el lugar de la posada.

He de gozar
de la ilusionante cercanía del Reino
para llevar a la calle
el dinamismo de la gratuidad evangélica,
con el aceite y el vino
que me enseñó el Maestro.

viernes, 12 de julio de 2019

¿SACO ROTO?


Vivimos en un tiempo de desconfianza política con inmensas ansias de poderío en el seno de los partidos, todos, que conforman el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo. Unos bien agarrados al poder y otros desmesuradamente deseosos de poseerlo o manipularlo, lo que genera en la ciudadanía un ambiente de apatía generalizada, que, mirada en ese espejo exento de valores, provoca inmensa confusión... 
La política, en verdad, nos la han ensuciado, ya es un juego corrupto… Sí, no, no, sí… Bla, bla, bla… Mensajes que llegan a diario destinados a estafar la seguridad institucional. Dentro de ese vaivén de la ironía se mueve la vida ciudadana, pendiente siempre de los medios de comunicación, casi aguantando la respiración.
Un ejemplo más: mientras el Ayuntamiento de Ermua honraba la memoria de Miguel Ángel Blanco, en el doloroso aniversario de su asesinato por ETA, Bildu, partido que todavía no ha condenado la actuación de ETA, ha obtenido la presidencia de una de las comisiones más simbólicas de las Juntas Generales de Guipúzcoa, concretamente, de la de Derechos Humanos y Cultura Democrática. Todo un traqueteo más de “secuestros”, encarrilados por una conducta política indeseable…
Hace unas semanas el papa Francisco recordaba que la política es “una alta forma de caridad”, en otras palabras, un servicio de entrega para conseguir el bien común de la sociedad. Se dirigía al Encuentro de católicos que asumen responsabilidades políticas. Y señalaba la necesidad de rehabilitar la dignidad de la política. Urgen dirigentes políticos que vivan con honestidad y pasión el oficio que han aceptado de las urnas. Que sepan anteponer el bien común a los intereses partidistas y busquen por encima de todo la justicia y el reconocimiento de los derechos, especialmente de los más débiles y excluidos…
El compromiso político es, sin duda, la única herramienta posible para avanzar en la consolidación democrática de las instituciones sobre las que descansan los derechos ciudadanos. ¿Caerá en saco roto?

sábado, 6 de julio de 2019

EN CAMINO


Poneos en camino.
(Mt. 13, 1-23)


Hermanos, nos llama el Maestro
a ponernos en camino, de dos en dos,
para compartir ilusión,
y oxigenar nuestro ritmo en medio de lobos.

Nos llama el Maestro,
como a uno de los setenta y dos,
para liberar alforjas y pisotear serpientes,
tras sus huellas.
Sin más talega que su Espíritu,
sin más coraje que nuestra debilidad,
sin más prisas que la urgencia de Dios.

En camino,
sin más templo que el horizonte.
Sin más fantasía que ser huésped
del corazón topado en la vereda,
entre polvo y heridas que son también nuestras.

Nos llama el Maestro,
a ponernos en camino,
con el dinamismo del que no está instalado,
con la ilusión de quien quiere contagiar la fe,
con la fortaleza de quien quiere abrazar esencialmente
el drama de todas las desazones …

Somos uno de los setenta y dos,
¡aleluya, hermanos!

jueves, 27 de junio de 2019

SIGUIENDO A HERNANN

Un hijo y su padre estaban caminando por las montañas. De repente, el hijo se cayó, se lastimó y gritó: "¡AAAhhh!” Para su sorpresa, oyó una voz repitiendo, en algún lugar en la montaña: "¡AAAhhh!” Con curiosidad, el niño grito: "¿Quién eres tu?" Recibió de respuesta: "¿Quién eres tu?" Enojado con la contestación, gritó: "¡Cobarde!" Recibió de respuesta: "¡Cobarde!" Miró a su padre y le preguntó: "¿Qué sucede?" El padre sonrió y dijo: "Hijo mío, presta atención". Y entonces el padre grito a la montaña: "¡Te admiro!" La voz respondió: "¡Te admiro!" De nuevo el hombre grito: "¡Eres un campeón!" La voz respondió: "¡Eres un campeón!" El niño estaba asombrado, pero no entendía. Luego el padre explicó: "La gente lo llama ECO, pero en realidad es la VIDA. Te devuelve todo lo que dices o haces... Nuestra vida es simplemente reflejo de nuestras acciones. Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor. Si deseas más competitividad en tu grupo, ejercita tu competencia. Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida. La vida te dará de regreso exactamente aquello que tu le has dado". Tu vida no es una coincidencia. Es un reflejo de ti.

sábado, 22 de junio de 2019

REFLEXIÓN


CON MOTIVO DEL CORPUS

En nuestro entorno, escribía el teólogo Pagola, más o menos cercano nos encontramos con familias obligadas a vivir de la caridad, personas amenazadas de desahucio, vecinos golpeados por el paro, enfermos sin saber cómo resolver sus problemas de salud o medicación. En algunas familias crece la impotencia, la rabia y la desmoralización….
Es el momento de descubrir que no es posible seguir a Jesús y colaborar en el proyecto humanizador del Padre sin trabajar por una sociedad más justa y menos corrupta, más solidaria y menos egoísta, más responsable y menos frívola y consumista.
Es también el momento de recuperar la fuerza humanizadora que se encierra en la eucaristía cuando es vivida como una experiencia de amor confesado y compartido. El encuentro de los cristianos, reunidos cada domingo en torno a Jesús, ha de convertirse en un lugar de concienciación y de impulso de solidaridad práctica.
Hemos de sacudir nuestra rutina y mediocridad. No podemos comulgar con Cristo en la intimidad de nuestro corazón sin comulgar con los hermanos que sufren. No podemos compartir el pan eucarístico ignorando el hambre de millones de seres humanos privados de pan y de justicia. Es una burla darnos la paz unos a otros olvidando a los que van quedando excluidos socialmente.
La celebración de la eucaristía nos ha de ayudar a abrir los ojos para descubrir a quienes hemos de defender, apoyar y ayudar en todo momento. Nos debe hacer más humanos con lucidez cristiana...
                                                       
                                                             ¡¡ FELIZ CORPUS!!


domingo, 16 de junio de 2019

VIDA ETERNA


… que tengan vida eterna.
(Jn..3, 16-18)

Dios mío, Trinidad santa,
Padre,
Hijo
Espíritu Santo.
Diálogo en la unidad,
en donde se funden la verdad generosa
y la comunidad de amor.

Inmensa cercanía. Tu horizonte está en la tierra,
con proyecto de eterna encarnación
y sementera inagotable de signos de bondad.

En nuestra vida palpamos tu presencia:
amor de madre,
huella de hijo crucificado,
viento que levanta olas de humanidad.

Te manifiestas, Trinidad Santa,
en la brisa y en el silencio,
y en el dinamismo de tus profetas.
Te afirmas en la sonrisa del niño,
y en la mano fuerte que azota la injusticia.

Te revelas en la acogida al huérfano y a la viuda,
y en la palabra que fustiga toda intolerancia.
Te complaces en nuestras alegrías,
y lloras nuestras amarguras.